Cómo cortar el jamón ibérico

 El jamón ibérico se sirve tradicionalmente en lonchas finas en un plato.

Para ayudarte a preparar y presentar este delicioso producto gourmet, hemos elaborado una guía experta sobre cómo cortar el jamón ibérico para que tenga el grosor y el tamaño ideal.

 

Paso uno: Coloca tu pierna de jamón ibérico en un soporte listo para cortar.

 

Antes de comenzar a cortar tu jamón, deberás asegurarte de tener un equipo material adecuado, incluido un jamonero.

A continuación, debes colocar la pata de jamón en el soporte, asegurándote de que esté bien sujeta, y colocar un paño húmedo debajo para mantener el soporte firme.

 

Paso dos: selecciona los cuchillos adecuados para cortarlo

 

Una vez que esté asegurado en su puesto, es hora de seleccionar qué cuchillos necesitarás para cortar este manjar.

Lo ideal es tener tres tipos de cuchillos:

-     Un cuchillo de cocina para hacer el corte profundo alrededor de la pierna del jamón.

-     Un cuchillo para deshuesar con una hoja pequeña pero rígida para pelar la piel dura del jamón.

-     Un cuchillo para cortar jamón largo pero flexible para cortar preciosas lonchas finas de Jamón Ibérico.

 

Asegúrate de que todos los cuchillos estén limpios y afilados antes de comenzar a cortar el jamón.

 

Paso tres: quita la piel de la pierna del jamón ibérico.

 

Antes de que puedas cortar el jamón de forma correcta, tendrás que eliminar la piel exterior con el cuchillo deshuesador.

Para facilitar este paso, comienza haciendo un corte vertical con tu cuchillo de cocina.

Este corte se utilizará como punto de partida desde donde comenzarás a cortar la zona en la que solo hay grasa. Una vez eliminada esa zona se puede empezar a cortar el jamón.

 

Paso cuatro: corta el jamón en tiras finas

 

Una vez que ya tengas preparada tu pierna de jamón ibérico, puedes empezar a cortarla en tiras finas, casi transparentes y uniformes con tu cuchillo para cortar jamón.

Asegúrate de que cada rebanada esté cortada en la misma dirección y usa tu mano libre para sujetar unas pinzas con las que cogerás las tiras a medida que comienzan a separarse de la pierna.

 

Las lonchas deben alcanzar todo el ancho de la pieza de jamón.

A continuación, puedes presentar tus lonchas de jamón ibérico en un plato grande, colocándolas en capas individuales que se superpongan ligeramente.

 

Paso Seis: Deja reposar tus lonchas de jamón ibérico a temperatura ambiente.

 

Así como dejas respirar una buena botella de vino tinto antes de beberlo, debes dejar reposar las lonchas de jamón ibérico en una habitación a unos 20° C antes de servirlo.

Esto no solo permite que los ácidos oleicos naturales de la carne la ablanden, sino que también ayudará a intensificar los sabores, para que se vuelvan más ricos y aromáticos.

Si la habitación no está lo suficientemente cálida, un buen consejo es servir las tiras en platos calientes.

 

 

Comments (0)

Product added to wishlist
Product added to compare.

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.